Monotributo: recategorización del segundo semestre (enero) ¿tabla “vieja” o tabla “nueva”?

1.063

En esta época del año, ya entrando en el último mes del año, se acerca la recategorización del Monotributo, correspondiente al segundo semestre, que se realiza en enero siguiente. En este momento también reaparece una duda que surge desde hace al menos tres años: ¿qué tabla corresponde para recategorizar, la “vieja” o la “nueva”?

Para responder esta inquietud recurrente hay que buscar la fuente que debería ser la primera en consideración: la ley de Monotributo. Antes de ir a la redacción actual, haremos un poco de revisión en los antecedentes.

No nos iremos muy lejos en el tiempo, simplemente hasta diciembre de 2016. Específicamente al 27 de ese mes, día en que la Ley 27.346, de modificación de las leyes de Impuesto a las Ganancias, IVA y Monotributo, fue publicada en el Boletín Oficial.

En su artículo 161 estableció una modificación a la Ley de Monotributo, según la cual: “Los montos máximos de facturación, los montos de alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar, correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales fijas, se incrementarán anualmente en el mes de septiembre en la proporción de los dos (2) últimos incrementos del índice de movilidad de las prestaciones previsionales, previsto en el artículo 32 de la ley 24.241 y sus modificaciones y normas complementarias.”

Es decir, establecía una actualización automática de valores del Régimen Simplificado, a partir del mes de septiembre de cada año, con efecto a partir de 2017, con lo que la primera actualización sería en septiembre de dicho año. Sin embargo, debido a que ya se había realizado una modificación de estos montos a inicios de ese período anual, mediante RG 4119 se dispuso que a partir de allí serían efectivos a partir de enero de cada año, realizando una interpretación y llegando a un resultado sumamente discutido en su momento.

Todo ello se vio desvirtuado y corregido con la ley 27.430, publicada en el Boletín Oficial el 29 de diciembre de 2017. A través de ella se llega a la redacción actual del artículo 52 de la Ley de Monotributo, que quedó de la siguiente manera:

“Los montos máximos de facturación, los montos de alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar, correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales y los importes consignados en el inciso c) del tercer párrafo del artículo 2°, en el inciso e) del segundo párrafo del artículo 31 y en el primer párrafo del artículo 32, se actualizarán anualmente en enero en la proporción de las dos (2) últimas variaciones del índice de movilidad de las prestaciones previsionales, previsto en el artículo 32 de la ley 24.241 y sus modificaciones y normas complementarias.

Las actualizaciones dispuestas precedentemente resultarán aplicables a partir de enero de cada año, debiendo considerarse los nuevos valores de los parámetros de ingresos brutos y alquileres devengados para la recategorización prevista en el primer párrafo del artículo 9° correspondiente al segundo semestre calendario del año anterior.”

El segundo párrafo es de vital importancia para el tema en análisis, dado que define claramente y sin ambages, sin necesidad de interpretación alguna, que los valores modificados, vigentes a partir de enero de cada año, resultan aplicables a la recategorización que se debe realizar en ese mismo mes, con efecto a partir del siguiente.

     

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.