Nuevo reclamo por límite de pago en efectivo de Ley Antievasión llega al Banco Central

94

En  tiempo récord, el reclamo y la propuesta que  la Cámara Empresaria de Tandil trasladaron por escrito a la dirigencia sectorial nacional llegaron a manos del presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y de ese modo se dio el primer paso de un desafío tan importante  como arduo de concretar: que se modifique la ley que impide pagos en efectivo más allá de los 1.000 pesos.

A casi 19 años de la puesta en marcha de la Ley 25345 -denominada “Antievasión”  -que “priva de efectos entre las partes y frente a terceros” todo pago superior a 1.000 pesos que se realice en efectivo-  desde la entidad  local calificaron de “irrisorio” que no se actualice ese monto y pidieron a la Confederación  Argentina de la Mediana Empresa -CAME, que agrupa a más de 600.000 pymes que dan empleo a más de cuatro millones de empleados registrados- “se traslade este reclamo ante quien corresponda”.

Y CAME, en cuestión de muy pocas jornadas, hizo llegar en nombre propio la iniciativa remitida desde Tandil al titular del Banco Central “ponemos a su consideración un pedido que precisa pronto tratamiento, solicitud que nos llega de nuestra socia la CET y se basa en la problemática siguiente: la doble imposición que rige tributar en caso de que las transacciones superen los mil pesos”

El pedido que partió desde Tandil a iniciativa del titular de la Cámara Empresaria, Marcos Redolatti, planteó en sus fundamentos dos aspectos insoslayables que luego CAME trasladó con idéntica fuerza al Banco Central: “al cabo de 19 años rige un monto limite de mil pesos pese a las múltiples devaluaciones del peso, y a procesos inflacionarios que multiplicaron sus índices a niveles astronómicos” y por otra parte se explicitó la injusticia que se genera a través de la denominada “doble imposición”.

“Cada empresa -señala el texto- al momento de tener que hacer frente al pago de cualquier tributo -ya sea Ingresos Brutos, IVA, Ganancias u otros a nivel nacional, provincial y municipal- no tiene forma de eludir la doble imposición que implica el pago de un tributo a través de medios como cheques, giros o transferencias bancarias que por sí mismos generan otra erogación”.

Valiéndose de esos argumentos, Gerardo Díaz Beltrán -presidente de CAME-  señaló en la carta enviada a Pesce: “desde la Cámara Empresaria de Tandil proponen actualizar el monto a cincuenta mil pesos, basándose en la Ley 25.345 cuyo espíritu es prevenir la evasión de las obligaciones fiscales.”

     

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.