Comienza la aplicación del Documento de Tránsito Sanitario Vegetal Electrónico (DTV-e)

Es un documento conjunto (AFIP-SENASA) que avala el transporte de productos de origen vegetal.

96

El DTV-e es el único documento válido para amparar el tránsito de productos, subproductos y derivados de origen vegetal, nacionales o importados.

El mencionado documento sustituye:

  • Al remito, guía o documento equivalente.
  • Al Documento de Tránsito Sanitario Vegetal (DTV).

Deben emitir DTV-e los siguientes sujetos, cualquiera sea el carácter de la titularidad que posean respecto de los productos, subproductos y derivados de origen vegetal transportados y la modalidad adoptada en la operación, sea esta onerosa o gratuita:

  • Productores que se encuentren inscriptos en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA) del citado Servicio Nacional, que estén obligados a emitir DTV.
  • Personas humanas o jurídicas que desarrollen actividades de empaque o almacenamiento inscriptas en los Registros de Empacadores, Establecimientos de Empaque y Frigoríficos de frutas y hortalizas.
  • Operadores inscriptos en el Sistema de Control de Frutas y Hortalizas (SICOFHOR) del referido Servicio Nacional.
  • Personas humanas o jurídicas inscriptas en el Registro Oficial de Desmotadoras, Hilanderías y Operadores Intermediarios de Algodón.
  • Las personas humanas o jurídicas inscriptas en el Registro Nacional Fitosanitario de Operadores de Material de Propagación, Micropropagación y/o Multiplicación Vegetal.
  • Cualquier otro sujeto que realice el traslado de productos, subproductos y derivados de origen vegetal dentro del territorio de la República Argentina que se encuentre obligado a emitir DTV y no esté contemplado en los incisos precedentes.
  • Aquellos sujetos que resulten alcanzados por el presente régimen, conforme a la incorporación gradual de nuevos productos, subproductos y derivados de origen vegetal alcanzados por la obligatoriedad de la utilización del DTV-e.
  • Aquellos operadores que aun sin haber tramitado la inscripción o regularizado su situación ante los Registros identificados en los incisos anteriores (a, b, c, d, e y/o f), y actúan como tales, previéndose para estos casos, la gestión de emisión del DTV-e mediante personas humanas o jurídicas delegadas por el sujeto emisor obligado; entes sanitarios autorizados por el SENASA (siempre que cuenten con la autorización expresa del sujeto obligado a emitir DTV-e y ello no resulte incompatible con las restantes acciones sanitarias que desarrollen).

La utilización del DTV, ahora electrónico, es la forma idónea para conocer el origen y el destino de los productos de origen vegetal, a fin de resguardar el estatus fitosanitario argentino, la identidad y la calidad.

La gestión de emisión del DTV-e deberá realizarse únicamente a través del Sistema Integrado de Gestión del Documento de Tránsito Sanitario Vegetal (SIGDTV). Para acceder al mencionado sistema, se debe ingresar al sitio web institucional de la AFIP con clave fiscal con nivel de seguridad 3, como mínimo.

Una vez identificado e ingresado al SIGDTV, se deberán completar todos los datos previstos por la aplicación informática y luego generar el DTV-e, siempre en forma previa al traslado del/de producto/s, subproducto/s y derivado/s de origen vegetal, acompañando la carga desde el “origen” o “procedencia” hasta el arribo a “destino”, en todo su trayecto. Se prohíbe la emisión del DTV-e en “destino”.

Finalmente, se deben completar todos los campos del formulario e imprimirlo para su exhibición ante las autoridades competentes que así lo requieran, y para la eventual intervención de estas. El formulario se emitirá únicamente en original, el cual deberá ser suscripto por cada una de las partes intervinientes en cada etapa del traslado.

Quedan exceptuadas del cumplimiento las siguientes operaciones:

  • Transporte internacional denominadas “en tránsito” cuyo origen no corresponda a nuestro país, que involucren los productos, subproductos y derivados de origen vegetal.
  • Traslado de productos vegetales que obligatoriamente deban ser amparadas mediante “cartas de porte”.
  • Venta efectuadas por los comerciantes revendedores minoristas, siempre que los productos, subproductos o derivados de origen vegetal sean destinados para consumo y/o procesos de transformación y/o prestaciones de servicios y/o locaciones de obra (por ejemplo: verdulerías, fruterías, hipermercados, supermercados, almacenes, despensas y cualquier otro tipo de comercio minorista que revenda productos alcanzados por el presente régimen a cualquier tipo de sujeto, revista o no la condición de consumidor final a los efectos fiscales).
  • Venta efectuadas directamente por los productores de frutas y hortalizas frescas a sujetos que revistan el carácter de “consumidores finales” a los efectos fiscales, en las plantas de producción o centros habilitados a tal fin, ferias, locales, puestos y mercados concentradores habilitados para su funcionamiento por la autoridad competente respectiva.
  • Sujetos que prestan el servicio de traslado de las mercaderías (flete, transporte, logística, etc.), sin perjuicio de la responsabilidad solidaria por la prestación del servicio efectuada sin la correspondiente documentación exigida por la normativa vigente.
     

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.